¿Qué es el spam?

¿Qué es el spam?

by 25 Marzo, 2013 6 comments

Seguro que muchos de vosotros, cuando cada mañana consultáis vuestra bandeja de entrada, os encontráis con correos electrónicos en los que en el asunto se habla de viagra, dietas milagro,  ofertas increíbles, has sido seleccionado para…

Pues bien, a estos correos electrónicos que, obviamente no habéis solicitado, y que ofrecen algún tipo de producto o servicio,  se les conoce con el nombre de spam.

Esta actividad no debemos confundirla con un correcto uso del e-mail marketing, donde el receptor ha aceptado de forma explícita que desea recibir comunicaciones comerciales.

Origen del término

La denominación al correo no deseado como spam tiene su origen, según cuenta la leyenda, en la Segunda Guerra Mundial, cuando a los soldados americanos les enviaban una carne enlatada de Hormel Foods: el spice ham. Esta comida se hizo muy popular y años más tarde, el grupo cómico Monthy Phyton recreó una escena en la que en un restaurante no había ni un solo plato que no llevara spam. El spam aparecía por todos los sitios…

…y en efecto así es: cerca del 70% del tráfico de correo electrónico mundial es spam, por lo que podéis ver que sí, el spam es una actividad muy recurrente. La acción de enviar spam se denomina spamming y es especialmente grave cuando se realiza de forma masiva.

Legislación al respecto

El spam se ha utilizado como una forma de marketing muy arcaica y nada selectiva para enviar mensajes publicitarios. Es por ello que existen dos leyes españolas que prohíben el envío de mensajes comerciales sin consentimiento del receptor: la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI) y la Ley Orgánica de Protección de datos (LOPD).

La legislación entiende por comunicación comercial toda forma de comunicación dirigida a la promoción directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional.

Así mismo no es comunicación comercial aquellos datos que permitan acceder directamente a la actividad de una persona, empresa u organización, tales como nombre de dominio o la dirección de correo electrónico, ni las comunicaciones relativas a bienes , servicios o la imagen que se ofrezca cuando sean elaboradas por un tercero y sin contraprestación económica.

Es de señalar que la LOPD recoge sanciones de hasta 150.000€ cuando en el plazo de un año se realice el envío de más de tres comunicaciones comerciales no solicitadas, no consentidas y no existiendo una relación contractual previa. Es decir, cuando realmente no cedemos nuestros datos para el envío de publicidad.

¿Cómo han obtenido mi dirección de correo?

Pues bien, las formas pueden ser tan sencillas como reenviar correos masivos. Las típicas cadenas de “reenvía este mail a 20 amigos y tendrás suerte para toda la vida” es un modo sencillo de obtener direcciones de correo. El problema está en que aunque nosotros no lo reenviemos, si un amigo nos la ha enviado a nuestra dirección de correo ésta ya será susceptible de ser objeto del correo basura. De ahí la importancia de avisar a nuestros amigos de evitar el reenvío de cadenas de mails.

Otros medios pueden ser la compra de listas de correos o el uso de robots que rastrean foros, grupos de noticias y otras webs donde encontrar direcciones de correo válidas.

¿Cómo puedo prevenir el spam?

  • Teniendo cuidado a la hora de facilitar la dirección de correo electrónico. Si tenemos dudas lo mejor sería utilizar una dirección alternativa que no usemos mucho.
  • No reenviar mails en cadena. Aunque al estar incluidos en ellos es posible que ya tengan nuestra dirección, evitemos que otras personas sufran también el correo no deseado y no continuemos con la cadena de mails.
  • No divulgar nuestra dirección en foros, webs etc. Si fuera necesario escribirla, un truco que podemos usar es escribir “arroba” en vez de usar @, de este modo dificultaremos a los robots la lectura de nuestra dirección.

Si ya soy víctima del spam ¿qué puedo hacer?

  • No abrir nunca estos correos y mucho menos responder a ellos, ya que si lo hacemos estaremos indicando que la dirección está activa y recibiremos más correo basura.
  • Si usamos cuentas de hotmail o yahoo es probable que tengamos filtros antispam, si no los tuviéramos sería conveniente activar filtros como por ejemplo el que aquí os dejamos, aunque seguro que encontraréis una gran cantidad navegando por Internet.
  • Usad un antivirus y un cortafuegos, y si por el motivo que sea, el spam nos satura, sería conveniente cambiar de dirección de correo.

En definitiva, el correo electrónico no deseado es una lacra que está a la orden del día, si bien tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para combatirlo y evitar que siga extendiéndose.

6 Comments so far
¿Quieres comentar algo?
  1. Juan Carlos Embarba
    #1 Juan Carlos Embarba 25 Marzo, 2013, 08:53

    Hola Susana,

    Desgraciadamente muchas personas trabajan sin ética profesional y mandan información de proyectos, de sus productos, etc sin consentimiento previo.

    Para mí este es el mayor SPAM que me encuentro todos los días.

    Son buenas recomendaciones las que das en el artículo. Me gustaría añadir que existen herramientas informáticas como un autorresponder que puedes encontrar en mi blog para crear listas de personas que han decidido dejar sus datos para recibir información.

    Si dejan tus datos tienes dos cosas a favor: tu no eres SPAM y la persona que ha dejado los datos es de tu nicho de mercado.

    Recibe un cordial saludo.

    Responder a este comentario
    • Invenio Pro
      Invenio Pro 25 Marzo, 2013, 10:13

      Gracias por tu comentario Juan Carlos,

      Añadimos el autorespondedor como herramientas que ayudan a prevenir el spam 😉

      Un saludo!

      El equipo de Invenio Pro.

      Responder a este comentario

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.