Por qué son importantes las redes sociales para tu negocio

Por qué son importantes las redes sociales para tu negocio

by 11 Julio, 2013 4 comments

Si eres un autónomo, tienes una pyme o micro-pyme o incluso un despacho profesional, seguramente te habrás planteado alguna vez adentrarte en el mundo 2.0 y abrir perfiles profesionales en alguna de las redes sociales existentes.

Las redes sociales pueden aportarnos múltiples beneficios: visibilidad, mejora de la reputación online, tráfico hacia nuestra web… pero has de ser consciente de que no basta con tener una página de Facebook y publicar de vez en cuando ofertas o novedades de tus productos. Las redes sociales son mucho más que eso:

El 80% de los internautas españoles utiliza las redes sociales.(Fuente: Iabspain).

Un 70% de los usuarios de redes sociales toma decisiones de compra por lo que ven en ellas. (Fuente: Nielsen).

El contenido que publica una marca es lo que mantiene la atención de sus seguidores. (Fuente: Iabspain).

El 71% de los usuarios de redes sociales dicen que son más propensos a comprar una marca con la que están conectados. (Fuente: Social Media Today).

Éstas y otras estadísticas sobre social media son las que justifican que día a día aumente la importancia de tener una presencia planificada, activa y correctamente gestionada en las redes sociales.

Cambio en la comunicación

El modelo de información que conocíamos hasta hace unos años, en los que el emisor transmitía su mensaje de forma unilateral sin aportar ningún valor a su receptor, ha cambiado. Gracias a la web 2.0 ha surgido un consumidor mucho más preparado, que busca información en Internet, pregunta, comenta, comparte  y opina sobre los productos o servicios que consume.

No tenemos que tener miedo a estar en las redes sociales ya que, aunque no tengamos abiertos perfiles de nuestra empresa, es posible que ya se esté  hablando de nosotros o de nuestros productos. El hecho de no estar en redes sociales supone desconocer qué se dice de nosotros y no escuchar las necesidades de nuestros clientes.

Por otro lado tenemos que evitar que la competencia se adelante. Aunque muchas empresas se lanzan a los medios sociales sin ningún tipo de planificación ni estrategia, otras ya han entendido que es imprescindible diseñar una hoja de  ruta con objetivos claros para aprovechar los cambios actuales, obteniendo así una ventaja competitiva respecto al resto de sus competidores.

Por lo tanto, si quieres tener una presencia profesional, seria y conseguir resultados en los medios sociales, resulta imprescindible contar con una estrategia, al igual que en cualquier otra acción de marketing.

¿Cómo se desarrolla una estrategia en redes sociales?

En este post queremos presentarte nuestra forma de trabajo. Pensamos que es importante la transparencia y que conozcas cuál es nuestra filosofía y forma de actuar.

1. Análisis de la situación

Lo primero que hacemos es realizar un análisis de la situación, tenemos que ver cuál es el tipo de negocio que tienes, conocer a tu público objetivo, ver quiénes son tus competidores y, en definitiva, saber quiénes somos y cómo es nuestro entorno.

2. Planteamiento de objetivos

El siguiente paso es definir los objetivos. Si no sabemos qué es lo que queremos difícilmente vamos a poder conseguirlo. Normalmente todo el mundo cae en el error de pensar que un objetivo es tener 1.000 seguidores, y eso no es así. El tener un número de fans nunca puede ser el fin último en una estrategia de redes sociales. Sí que puede ser un medio, un paso previo para poder realizar otras acciones posteriores de marketing.

Los objetivos en social media han de ser acordes a los objetivos de marketing y de negocio, como por ejemplo obtener tráfico web, notoriedad o incluso conseguir ventas…o mejor aún, conseguir clientes. Clientes fieles a la marca que se conviertan en evangelizadores y viralicen su experiencia con nuestra marca. No tenemos que olvidar que la mejor publicidad es el “boca a boca”.

3. Estrategias y tácticas

Una vez que sabemos dónde estamos y qué es lo que queremos pensamos en cómo conseguirlo. Tenemos que delimitar claramente qué vamos hacer, cómo lo vamos hacer, cuándo lo vamos hacer. Es decir, planificamos una estrategia y definimos las tácticas oportunas.

Aquí es importante delimitar las redes sociales en las que queremos estar. Hay que evitar caer en el error de acudir a Facebook y Twitter sistemáticamente, sin pensar que quizás nuestro público se encuentre en otras redes sociales. Pensemos por ejemplo en un estudio fotográfico. No cabe duda que un perfil en Twitter puede ayudarle a difundir su trabajo, pero también es cierto que redes como Flickr, Pinterest o Instagram son más que recomendables para proponer una estrategia en alguna de ellas.

También preparamos un plan de crisis. Tenemos que ser conscientes que los medios sociales ponen a disposición de los usuarios un altavoz con el que pueden contar tanto experiencias positivas como experiencias negativas. Por tanto es necesario tener unas pautas y recomendaciones a las que poder acudir en caso de tener una crisis de reputación online.

4. Preparación, lanzamiento y gestión.

Una vez que tenemos claras las estrategias y las acciones nos ponemos manos a la obra. Configuramos y optimizamos los perfiles, preparamos las herramientas necesarias de gestión y lanzamos los perfiles sociales.

Dinamizamos y gestionamos las redes sociales: comentar, compartir y conversar. Si queremos llegar a nuestro público y hacerlos partícipes de nuestro negocio es imprescindible interactuar con ellos día a día para convertirlos en el centro de nuestro negocio.

Además, si contamos con una estrategia de Marketing de Contenidos y publicamos nuestro propio contenido de calidad, lograremos que sea el propio cliente quien nos encuentre, generando confianza en él y mejorando nuestra imagen de marca.

5. Análisis de resultados

“Por muy hermosa que sea la estrategia, de vez en cuando has de mirar los resultados” (Winston Churchill).

En cualquier plan de marketing es imprescindible monitorizar y analizar los resultados, sacar conclusiones y poder así plantear las mejoras oportunas. Para nosotros un plan de marketing no es algo estático ni inmóvil, sino que tiene que ser algo dinámico que pueda irse adaptando a las necesidades de cada momento.

Esta es nuestra estructura básica en la planificación y gestión de redes sociales. Ahora bien, somos conscientes de que cada proyecto es diferente y por lo tanto preferimos estudiar cada caso en concreto para poder así plantear los objetivos y estrategias más adecuados.

4 Comments so far
¿Quieres comentar algo?

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.