Por qué es importante posicionarse en Google

Por qué es importante posicionarse en Google

by 18 noviembre, 2013 2 comments

Tener una página web sin tráfico es como tener una tienda en un callejón por el que no pasa nadie. No importa lo buenos que sean tus productos o lo bonita que sea tu tienda por dentro. Si no entra nadie, si no consigues atraer visitas, terminarás cerrando el negocio.

Por esta razón se hace imprescindible el uso de estrategias y acciones que consigan atraer clientes potenciales al sitio web (tu tienda), siendo una de ellas el posicionamiento en buscadores.

Aparecer en los primeros puestos de las páginas de resultados de Google, se ha convertido en una obsesión por parte de todas aquellas empresas que quieren rentabilizar su presencia en Internet. Y por ello se han de dedicar recursos tanto a la optimización de los sitios web para conseguir tráfico orgánico (SEO), como para campañas de pago en Google AdWords (SEM).

El hecho de que el 95% de los españoles utilicen Google para realizar todas sus búsquedas, hace necesario contar con una estrategia de posicionamiento en buscadores pensando en el gigante de Mountain View.

¿Qué nos ofrece Google?

Aparecer en la primeras páginas de resultados de Google supone preparar una vía de acceso a nuestros clientes. Lo cual implica que nuestras oportunidades de negocio se van a ver ampliadas.

Volviendo al ejemplo inicial, sería como “mover” la tienda a una avenida principal, donde mucha gente pasará por delante de tu escaparate y quizás entre en ella.

Por otro lado, aparecer en el buscador nos da un plus de imagen de marca. ¿Qué pensarías si buscas una empresa en Google y no aparece? Prácticamente la descartarías o pensarías que se trata de una empresa fantasma. Bien, puede ser un pensamiento algo extremo, pero para nada es descabellado.

Formas de aparecer en los resultados de Google

Como hemos comentado antes, existen dos formas de aparecer en las SERP (Search Engine Result Page o Página de Resultados de Búsqueda) de Google:

SEO y SEM

El recuadro en azul es SEO y lo recuadrado en rojo son los resultados SEM.

– Pagado o SEM (Search Engine Marketing): en este caso los enlaces que aparecen en el buscador son resultado del pago de una cantidad de dinero en una puja. Es lo que se llama enlaces patrocinados y aparecen en la parte superior y/o lateral derecha de la página.

– Natural o SEO (Search Engine Optimization): donde los resultados que aparecen son fruto de un trabajo tanto dentro de la propia página como fuera de ella. Este posicionamiento orgánico no requiere de un pago o puja directa, pero ello no implica que sea gratis. Detrás de un buen trabajo SEO existen muchas horas de trabajo y de conocimientos,  y esto tiene un coste.

Posicionarte. Sí, pero entre los primeros

Existen varias estadísticas sobre el porcentaje de clics en cada uno de los resultados que nos devuelve el buscador, pero la media es que cerca del 36% de los usuarios accede al primer resultado, mientras que en torno a un 12% lo hace en el segundo.

Por otro lado, más del 60% de los internautas no pasan de la primera página de resultados, de ahí la importancia de estar en esa primera página. Además el 90% de los usuarios no superan las tres primeras páginas de resultados.

Con este panorama, tienes que buscar estar entre los primeros. Siguiendo con el ejemplo de la tienda, sería como si vendieras bufandas de fútbol y tu objetivo fuera posicionarte lo más cerca del campo de fútbol. Mejor que en el callejón de donde partíamos inicialmente ¿verdad?

¿Qué tienes que hacer para posicionarte?

Una de las principales estrategias que te ayudarán a posicionarte de forma natural en Google es generar páginas con contenido fresco y original. A más contenido, más páginas indexadas y por lo tanto mayor posibilidad de ser encontrado.

Obviamente si ofreces pocos servicios no podrás crear demasiadas páginas, por lo tanto una buena opción es insertar un blog en tu dominio (www.tudominio.com/blog/) que te ayudará a generar más contenidos y por lo tanto a que Google te vea con mejores ojos.

Google valora todo aquel contenido que sea original y relevante para sus usuarios. Tanto en formato texto como en otros, como puedan ser imágenes o vídeos. De hecho los vídeos son muy útiles para disminuir la tasa de rebote y aumentar el tiempo de estancia en una página web.

Por lo tanto una buena estrategia es mezclar diferentes tipos de formatos, tener una constancia en la creación de contenidos y sobre todo saber dónde estamos y dónde queremos llegar.

Tienes que tener en cuenta que el objetivo de un blog no es vomitar artículos con palabras clave, sino que tiene que existir detrás una sólida estrategia de contenidos en la que se combinen estrategias seo, redes sociales y contenidos de calidad.

La conjunción de todos estos elementos será lo que te ayude a posicionarte en las primeras páginas de resultados de Google y por tanto, que los clientes entren en tu tienda.

Si quieres saber más de cómo los contenidos pueden ayudar a tu negocio, te animamos a que te suscribas a nuestro blog 😉

2 Comments so far
¿Quieres comentar algo?

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.