Peculiaridades de la Sociedad Limitada Nueva Empresa

Peculiaridades de la Sociedad Limitada Nueva Empresa

by 16 abril, 2013 1 Comentario

Si estás pensando en montar tu propio negocio y te has decantado por constituir una Sociedad Limitada Nueva Empresa necesitarás conocer sus características y peculiaridades.

Características:

En primer lugar este tipo de sociedad puede ser unipersonal o incluir hasta un máximo de 5 socios y puede constituirse tanto presencialmente como telemáticamente, mediante el Documento Único Electrónico (DUE).

Es una especialidad de la Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) y al igual que ésta, la responsabilidad de los socios se limita al capital aportado, con lo cual esto es una ventaja ya que no tienes que responder con tus bienes presentes y futuros si hay algún problema como sería el caso del empresario individual o autónomo o de la sociedad civil, por ejemplo.

El capital mínimo que debes aportar es de 3.000 € y el máximo de 120.000 € y tributarás por el Impuesto sobre Sociedades.

Peculiaridades:

Un dato a tener en cuenta si quieres constituir este tipo de sociedad es que la denominación social estará formada por los dos apellidos y el nombre de uno de los socios fundadores más un código alfanumérico (que se denomina ID-CIRCE) seguido de las palabras “Sociedad Limitada Nueva Empresa” o la abreviación “SLNE”. De esta manera la certificación de la denominación social se obtiene en un plazo máximo de 24 horas.

Este procedimiento es telemático, tanto si los tramites de constitución son presenciales, ya que en ese caso la solicitud de certificación de la denominación se realiza a través del portal Circe, como si realizas todos los trámites de manera telemática.

Este aspecto parece un inconveniente, pero ahora la denominación social de la sociedad se puede cambiar por una objetiva o de fantasía y si lo realizas durante los tres primeros meses no tendrá coste en lo relativo a aranceles notariales y registrales.

Otra de las peculiaridades que tiene la Sociedad Limitada Nueva Empresa es que si utilizas unos estatutos sociales orientativos reducirás los tiempos de notarios y registradores a un tiempo aproximado de 48 horas, incluso si optas por la modalidad presencial.

Como ves es una forma muy rápida de constituir tu propia empresa y si en un futuro decides que quieres continuar con tu negocio a través de una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) podrás hacerlo sin mayores problemas. Tendrá que haber acuerdo de la Junta General y tendrás que adaptar los estatutos.

Por último, el objeto social de la Sociedad será genérico para que así haya mayor flexibilidad en el desarrollo de las actividades empresariales sin necesidad de modificar los estatutos de la sociedad.

De todas formas, si los socios lo solicitan, podrán establecer una actividad singular.

Esperamos que os haya servido este artículo. La forma jurídica que vaya a tener vuestra futura empresa es un aspecto que tendréis que pensar mucho antes de lanzaros definitivamente. Suerte!!!

Imagen cortesía de chainat/ FreeDigitalPhotos.net

 

1 Comment so far
¿Quieres comentar algo?

<