Cómo ayudarte de las micro-conversiones en tu ecommerce

Cómo ayudarte de las micro-conversiones en tu ecommerce

by 27 Julio, 2017 0 Comentarios

Siempre que hablamos de conversiones en un ecommerce lo primero que nos viene a la mente es la venta de un producto.

Sin duda se trata de uno de los objetivos que perseguimos, pero cuando queremos optimizar un sitio web debemos de tomar otra serie de indicadores que nos ayuden a determinar si lo estamos haciendo bien o no.

Para ello podemos de servirnos de las llamadas micro-conversiones.

Qué son las micro-conversiones

Por micro-conversiones entendemos aquellas acciones que realizamos en un ecommerce que participan en el proceso de conversión. Puede ser por ejemplo añadir un producto a la lista de deseos o descargar un PDF con información adicional.

Si en un ecommerce nos fijamos sólo en las macro-conversiones estamos perdiendo una gran cantidad de información que puede ayudar a mejorar el ratio de conversión de nuestra tienda online o de nuestras campañas de marketing, y por tanto se verá afectada la rentabilidad de nuestro negocio.

Un % de conversión de un ecommerce suele partir del 0,10% hasta el 2% en el mejor de los casos. Siempre hay excepciones obviamente. Por tanto, ¿realmente nos es suficiente un 0,10% de conversiones para extraer información y tomar decisiones?

 

Para ampliar esta información, y tomar por tanto mejores decisiones, debemos de conocer el camino que nuestro usuario sigue y ver así qué tal lo estamos haciendo nosotros.

 

Tipos de micro-conversiones

 

Las micro-conversiones que puede tener un ecommerce son muchas y va a depender de varios factores como lo extenso que sea el ciclo de compra, del precio, del tipo de producto etc.

Algunos ejemplos son:

  • Uso del chat de ayuda.
  • Descargar un manual de instrucciones.
  • Registrarse en la newsletter.
  • Añadir productos al carrito.
  • Visitar una página determinar del sitio.
  • etc.

 

En realidad, una micro-conversión puede ser casi cualquier acción en nuestro sitio web. Pero no debemos de volvernos locos y medir por medir.

Una de las máximas en analítica web es que todo lo que midamos sea relevante para nosotros y sobre todo que podamos tomar acción. No se trata de acumular datos sin hacer nada con ellos.

Por ello es importante que demos un valor a cada una de estas micro-conversiones para que así podamos priorizarlas de cara a su optimización.

Cómo valorar las micro-conversiones

Podemos hacerlo de dos maneras:

Asignar un valor relativo

No tiene que se monetario real sino una magnitud que ayude a clarificar  las decisiones. Sobre todo ayuda a ver la diferencia entre el valor de añadir al carrito de compra respecto al valor de la visita a una determinada página.

Esto evita que caigamos en discutir si un suscriptor vale 5€ o 50€. Aunque como veremos ahora podríamos llegar a conocerlo.

Estimar un valor real

Basándonos en el valor real del producto podemos determinar el valor que pueden tener las micro-conversiones. Esta fórmula requiere de algo más de trabajo ya que debemos de tener cierto histórico de conversión.

Por ejemplo, si sabemos que 1 de cada 100 consultas al chat terminar por comprar nuestro producto que vale 200€, podemos estimar que cada consulta nos aporta 2€.

Cómo último paso debemos de trackear o medir todas nuestras micro-conversiones con herramientas de analítica web como Google Analytics, de modo que podamos tener los datos controlados.

Hecho todo esto vamos a tener mucha más información que nos ayudará a tomar más y mejores decisiones, tanto para la mejora de nuestro ecommerce como para optimizar nuestras campañas de SEO, SEM, Mail marketing etc que pudiéramos estar realizando.

Sin comentarios todavía
¿Quieres comentar algo?
¡Todavía no hay comentarios!
Sé el primero en comentar.

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.