Invenio Pro, Blog de Marketing Online

10 errores que no debes cometer en tu perfil de Twitter de empresa

10 errores que no debes cometer en tu perfil de Twitter de empresa

by 10 diciembre, 2013

Si has decidido que tu empresa tiene que estar en Twitter has de hacer las cosas bien desde el principio. Uno de los primero pasos es elaborar una estrategia en redes sociales que te permita conocer de dónde partes y saber a dónde quieres llegar.

No obstante, a la hora de plantear estrategias y tácticas es muy común caer en ciertos errores que pueden afectar negativamente al proceso.

¿Quieres conocer 10 errores típicos que se suelen cometer a la hora de comenzar la andadura en Twitter? ¡Vamos a ello!

Elegir un nombre de usuario inadecuado

Cuando creas la cuenta de tu empresa en Twitter eliges un nombre, que será el de tu empresa. También eliges el nombre de usuario por el que te vas a dar a conocer en esta red social. Tienes 15 caracteres, ni uno más, así que olvídate de los nombres extremadamente largos porque Twiter no te lo va a permitir.

Los nombres largos son más difíciles de recordar, y también hacen que los retuits sean más complicados, puesto que restas espacio a los 140 caracteres de Twitter.

Elige un nombre que te identifique, no busques en google nombres originales para Twitter, desde el primer momento tienes que ser tú mismo. Tu nombre de usuario va a decir mucho de tu empresa.

Si tienes un negocio relacionado con la cosmética que se llama “Belleza para ti”, por ejemplo, elige un usuario como: todasbellas o bellezaparati y no usuarios como afrodita2013 o Freya_14, que sí, son Diosas de la belleza, pero la gente no los va a identificar en un primer momento con tu empresa.

No rellenar la bio

No te olvides de rellenar la biografía de Twitter para que la gente sepa quién es tu empresa y a qué se dedica. Como siempre los caracteres de los que dispones son limitados, en esta ocasión tienes 160, así que aprovecha bien el espacio.

En la bio tienes que poner las palabras clave de tu negocio para que cuando los usuarios la lean se animen a seguir a tu empresa. Además una buena bio, siempre actualizada, facilitará que te encuentren en las búsquedas de Twitter.

No te olvides de poner la ubicación geográfica de tu negocio y de poner la dirección de la página web.

Elegir una inadecuada imagen de perfil

No utilices como imagen de tu perfil uno de los huevos que Twitter pone por defecto. Eso no es serio, tu empresa ha de transmitir profesionalidad, y el hecho de que tu imagen esté representada por uno de esos huevos no ayuda mucho.

Puede decirse que esa imagen junto con el nombre de usuario, va a ser lo primero que entre por los ojos de los usuarios. Por lo tanto hay que tener un mímimo de cuidad.

Lo mejor, al tratarse de un perfil corporativo, es que pongas el logo de tu empresa.

No configurar la cabecera y el fondo de Twitter

Volvemos al tema de la profesionalidad. Si pones uno de los fondos que Twitter te ofrece por defecto, tu imagen será como la de otros tantos usuarios de esta red social. Tienes que tener personalidad propia.

Puedes poner imágenes con los colores corporativos de tu empresa, crear una imagen que transmita algún mensaje o incluso fotos de tu establecimiento.

No olvides que, hagas lo que hagas, has de ser único.

Seguir sin ningún criterio

No empieces a seguir a lo loco a diestro y siniestro esperando a que te devuelvan el follow. En tu estrategia de social media marketing habrás tenido que definir a tu cliente ideal.

Tienes que saber a quién te diriges, por eso no puedes empezar a seguir de manera indiscriminada. Busca personas que se correspondan con tu buyer persona o comprador ideal. De nada sirve tener 3.000 seguidores en un mes si esos seguidores nada tienen que ver con tu negocio.

Haz las cosas con cabeza y poco a poco. Puedes utilizar herramientas como Socialbro para tener controlados tanto a quienes sigues como a tus seguidores. Conocerás a tus nuevos seguidores y en función de su bio podrás decidir si les devuelves el follow o no. Conocerás también quienes te han dejado de seguir, los seguidores no activos, los más activos…

No aportar contenidos propios

No te limites a retwiettear ni a publicar contenidos de terceros. Desde luego es algo que tienes que hacer, pero es muy importante que también crees tu propio contenido y lo difundas por las redes sociales. Si publicas los artículos de tu blog en Twitter conseguirás visitas a tu web y en consecuencia, posibles clientes. No desaproveches la oportunidad que te ofrecen las redes sociales en este aspecto, déjate ver y demuestra que eres un experto en tu sector.

No contestar a los usuarios

Las redes sociales son conversación. Si publicas tweets, la gente te retwitea, te menciona, te contesta… y si tu te quedas callado… ¡Estas perdiendo el tiempo! Interactua con tus usuarios, crea comunidad, genera confianza. Si eres un simple dispensador de información y no creas una comunicación bidireccional te quedarás solo.

Automatizar los mensajes

Las personas hablan con personas, no nos gusta hablar con máquinas. A veces sigues a alguien y te llega un mensaje al instante como estos:

¡Muchas gracias por seguirnos! Puedes consultar todas nuestras novedades en facebook.com/……….. ¡Te esperamos!

Hola, Dejame Ayudarte a Cambiar tu Futuro Financiero y Cumplir tus Sueños. Este Entrenamiento te Revela Como Hacerlo www…….

¿Te gusta? A nosotros esto nos parece impersonal e inapropiado. Si quieres dar las gracias por un follow hazlo de manera personalizada para que la persona que reciba el tweet se sienta realmente agradecido, no lo hagas sentir como uno más.

Cometer errores ortográficos

Una falta de ortografía, sea la que sea, quita seriedad y profesionalidad a tu negocio, además los usuarios pueden perder parte de la confianza que habían depositado en ti: “Si no sabe escribir, ¿cómo va a saber hacer…?”. Antes de enviar un tweet, reléelo por si acaso. Sabemos que este consejo es bastante banal pero hay que tenerlo muy presente.

No ser constante en la periodicidad de tus publicaciones

No empieces con muchas ganas publicando 30 tweets diarios y al mes pases a publicar un día 20, otro 5, otro nada, otro 15… Esto no transmite nada bueno. En tu social media plan tendrás que establecer cuantos tweets vas a publicar al día y cada cuanto vas a publicar.

Tener una constancia en tus comunicaciones ayudará a que estés presente en la mente de tus seguidores, factor importante para las empresas que tienen presencia en Twitter.

Esperamos que este post te sirva de ayuda a la hora de comenzar a crear la cuenta de Twitter de tu empresa, y si ya la has creado, puede servirte de check para ayudarte a mejorar.