El marketing emocional y la empatía 2.0

El marketing emocional y la empatía 2.0

by 4 Marzo, 2013 5 comments

Las personas somos seres emocionales, hechas de sentimientos. El marketing emocional es consciente de ello y apuesta por arrancar nuestros anhelos más intensos, a través de la publicidad. Conocer cuáles son es mucho más fácil de lo que piensas, gracias a la comunicación bidireccional y, a lo que vamos a llamar empatía 2.0. ¿Quieres saber a qué nos referimos? ¡Seguro que sí!

¿Cuántas veces has ansiado la libertad?, ¿cuántas, el deseo?, ¿qué nos dices de la felicidad, la seguridad, la tranquilidad, la diversión, la sensualidad, la seducción o la salud? Son sentimientos que conoce muy bien el marketing emocional.

El logro de implicar un producto con un sentimiento es la clave para generar nuevos clientes y, más importante si cabe, para fidelizarlos. Ahí está el quid de la cuestión: conocer los sentimientos de nuestros clientes, sus necesidades… para poderlos cubrir con nuestros productos.

Es lo que marca la diferencia entre el marketing tradicional -que trata de vender productos a través de la razón (precio, calidad, subsistencia)-, y el marketing emocional – que logra ayudar a nuestros clientes, cubriendo sus necesidades más vitales, apostando por la ardua tarea de hacer realidad sus sueños más profundos.

¿Sabes cuál es la relación entre un desengrasante y la pasión entre una pareja? ¿Tal vez puedes decirnos qué relación hay entre la felicidad y un refresco?, ¿o la que existe entre un vehículo y la libertad?, ¿o la que subsiste entre un perfume y el deseo? Quizá ninguna, o tal vez todas. Hablamos de sentimientos. Y, en este campo, manda el corazón.

Las empresas más importantes del panorama actual están apostando por el marketing emocional, porque son conscientes de que, a las personas, nos guía más el sentimiento que la razón.

Piénsalo detenidamente: ¿cómo puedes ayudar a tus clientes con tus servicios? ¿Cómo vas a lograr crear necesidades en tus potenciales clientes, que solo sean capaces de satisfacerlas tus productos? ¿Cómo vas a mantener esas necesidades a lo largo del tiempo? ¿Cómo vas a llamar a la acción para demostrar que, esas necesidades, sólo pueden ser cubiertas con tus productos? Estas son las respuestas que te dará el marketing emocional. Apostar por él es hacerlo por los sentimientos.

La razón no entiende de lo que los sentimientos no comprenden

Saber cuáles son estas necesidades, cuáles son estos sentimientos que despiertan nuestros productos, no es difícil. ¿Quieres saber cómo puedes hacerlo? ¡Muy sencillo! Solo tienes que escuchar a tus clientes a través de la comunicación 2.0. Publica contenidos a en las redes sociales, múevelas, interactúa, y empatiza con tus clientes.

Ponte en su lugar. ¿Cuáles son tus deseos más íntimos? ¿Son los mismos que los de tus clientes? Escúchales. No es difícil. Y te sorprenderás de los resultados que obtienes con esta práctica. No se trata sólo de vender, ni de comunicar de una manera unidireccional. Escucha. Ahora, tienes las herramientas que necesitas para conseguirlo muy cerca. Están a tu alcance. ¡Súmate al marketing emocional! Y haz que tus productos y servicios ayuden a hacer realidad los sueños de tus clientes.

5 Comments so far
¿Quieres comentar algo?

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.