Blog de Marketing Online

Diferencia entre marca, nombre comercial y razón social

¿Son lo mismo la marca, el nombre comercial y la razón o denominación social?

Cuando empiezas una actividad empresarial, los conceptos nuevos se amontonan en tu mente, moviéndose a la velocidad de la luz de un lado a otro. Todo el mundo parece comprender el significado de estos, y tú te ves perdido en un universo terminológico tratando de no titubear, pero sin saber a ciencia cierta si vas por buen camino. ¿”Nombre comercial”?, ¿”marca”?, ¿”denominación”?, ¿”razón social”? ¿Significan lo mismo?, ¿en qué se diferencian? ¡Tranquilo! En Invenio Pro has encontrado el apoyo que necesitas para evitar el titubeo.

Estamos aquí para ayudarte durante todo el camino. Además, queremos contarte un secreto: todos los emprendedores nos hemos encontrado, en más de una ocasión, con dudas como las que ahora te asaltan a ti, así que, respira hondo y lee este artículo en el que te aclaramos todas estas cuestiones. ¡Ya verás como te va a resultar de gran ayuda!

Vamos a definir cada uno de estos conceptos y después los relacionaremos para que comprendas su completo significado:

Definiendo los conceptos

La marca es la que identificaen el mercado tus productos o servicios, y los diferencia de los que ofrece tu competencia.

El nombre comercial es el nombre con el que quieres que tus clientes te conozcan en el mercado, diferenciándote de otras empresas que realicen servicios similares a los tuyos.

La denominación o razón social es la que te identifica como empresa en todos los aspectos legales, es como el nombre que aparece en nuestro DNI, pero en este caso, el que nos reconoce como persona jurídica. La denominación o razón social es sujeto de derechos y obligaciones.

A veces, se utiliza el mismo nombre para las tres finalidades, pero otras veces, no. ¡Tú eliges cuál es la opción que beneficiará más a tu empresa!

Cómo se relacionan

Al crear tu empresa, debes registrarla con un nombre identificativo a efectos jurídicos y, además, se te asigna un NIF o número de identificación fiscal como persona jurídica o empresa: esto es lo que se conoce como denominación o razón social. Este trámite es obligatorio en todo caso.

Es posible que quieras utilizar un nombre distinto para darte a conocer en el mercado, un nombre más atractivo o que resulte más sencillo de memorizar que la razón social: este es el nombre comercial.

Imagina que la razón social de tu empresa es tu nombre y apellidos, pero quieres que tu negocio tenga un nombre que identifique la actividad en la que te vas a desarrollar –como, por ejemplo: “peluquería pelos” o “transporte veloz”-. Muchas veces, para diferenciar estos conceptos, se utiliza este símil: la denominación o razón social es nuestro nombre propio, y el nombre comercial, nuestro nombre artístico.

El nombre comercial puede existir o no, a tu elección, mientras que la razón social es obligatoria. De hecho, para todos los trámites jurídicos, figurará la denominación o razón social (por ejemplo, para la compra de mercancías, para la venta de productos, o para la contratación de trabajadores).

La importancia de la marca

Si decides utilizar una marca propia para identificar tus productos o servicios, debes prestar especial atención a su diseño. La marca debe representar tu estrategia: va a ser tu bandera en la conquista del mercado. Debe ser inspiradora y llamar a la acción a tu público. Debe identificarte, transmitir lo que eres y hacia donde vas. La marca normalmente va acompañada por el logotipo, que es su plasmación visual.

Pueden ser marcas las palabras o combinaciones de palabras, imágenes, figuras, símbolos, gráficos, letras, cifras o formas tridimensionales.

Es posible que una misma persona jurídica tenga una sola denominación o razón social, pero varios nombres comerciales, para identificar secciones diferentes de actividad, y diversas marcas para los distintos productos o servicios que ofrece.

Tanto la marca como el nombre comercial son signos distintivos, que diferencian nuestra actividad, productos o servicios de los del resto de las empresas en el mercado, y se deben proteger mediante títulos otorgados por el Estado a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Los títulos te otorgan el derecho exclusivo para utilizarlos y evitar que otras empresas los utilicen.

El registro del nombre comercial y de la marca también entraña unas obligaciones que debemos cumplir: su utilización. Si no usamos el nombre comercial o la marca que hemos registrado, las autoridades competentes pueden ordenar su caducidad, por lo que perderíamos todos los derechos sobre los mismos. Además, el registro de la marca y del nombre comercial tiene una vigencia de 10 años, por lo que, pasado este tiempo, debemos renovar su registro.

Para finalizar, si quieres saber cómo vas a comenzar con tu estrategia de marketing, te dejamos con estas 5 preguntas que debes plantearte antes de comenzar tu proyecto.

¿Te ha resultado útil este artículo? Si es así ¡compártelo!

7 Comments

  1. El dominio en Internet - Hoy Emprendo Hoy Emprendo

    [...] creamos una empresa nos encontramos con diferentes preguntas en cuanto a la denominación de la misma, como por ejemplo cuál es su razón social, qué nombre de marca le ponemos o qué dirección [...]

  2. [...] creamos una empresa nos encontramos con diferentes preguntas en cuanto a la denominación de la misma, como por ejemplo cuál es su razón social, qué nombre de marca le ponemos o qué dirección [...]

  3. [...] dominio y las búsquedas que tiene en keywoord tool  (herramientas para palabras clave) que en el nombre comercial simple de Arramon El buscador posiciona las palabras. Si a Arramón  le añades por ejemplo [...]

  4. Cómo elegir el nombre de mi empresa

    [...] antes de comenzar tenemos que tener en cuenta la diferencia entre marca, nombre comercial y razón social, que si bien pueden coincidir en algunos casos no es necesario que sean siempre [...]

  5. […] conozcas la diferencia entre marca, nombre comercia y razón social y que veas estos cinco consejos a la hora de elegir el nombre de tu […]

  6. Luis Hernández

    Hola, es cierto que el registro de una marca no es obligatorio, pero es el signo que sirve para diferenciar nuestros productos de una tercera empresa en el mercado. Con esta determinada función, la de diferenciar unos productos de otros idénticos o similares, el propósito debe ser un indicador de calidad y un medio de promoción de ventas para nuestra empresa. Hoy en día ya no es un trámite tan complicado y se puede realizar, incluso, online.

    ¡Felicidades por el blog!

    http://goo.gl/Tq4MHs

    1. InvenioPro

      Hola Luis,

      El registro, siempre que se pueda, es recomendable ya que además de diferenciar, tal y como bien dices, nos puede proteger en determinados casos.

      Lo cierto es que cada día se van facilitando algunos trámites que antes eran alfo farragosos, esperemos que poco a poco se extienda al resto de trámites de creación de empresa.

      Muchas gracias por tu comentario!!!

      Saludos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>