Diferencia entre identidad digital y reputación on-line

Diferencia entre identidad digital y reputación on-line

by 19 Junio, 2013 3 comments

La llegada de las nuevas tecnologías, las nuevas formas de comunicación y en especial la web 2.0 nos han traído nuevos conceptos que en algunos casos se confunden, esto es lo que sucede con dos ideas estrechamente relacionadas: identidad digital y reputación on-line.

¿Qué son exactamente?

Identidad digital es lo que nosotros mismos vamos creando en Internet. Cuando nosotros subimos una foto a Facebook, cuando enviamos un tuit con un comentario o cuando detallamos nuestro currículum en LinkedIn, nos estamos forjando una identidad digital que nos está describiendo. Estamos contando al mundo lo que somos.

Podemos decir que tenemos cierto control sobre la identidad digital, pues depende de lo que nosotros expongamos en Internet. La identidad digital es lo que “yo digo de mí”.

Por otro lado tenemos la reputación on-line, aquí se trata de la opinión que la comunidad on-line tiene de nosotros y, el control que tenemos de ella es mucho menor que de la identidad digital, puesto que dependerá de los juicios de valor de los demás. La reputación on-line es lo que “los demás dicen de mí”.

¿Es consecuencia una de la otra?

Al definir nuestra identidad digital estaremos ayudando a construir la reputación on-line, pero es tan solo una parte, ya que lo que los demás digan de nosotros es un pilar básico de la reputación on-line. Hoy en día los comentarios, las opiniones y las valoraciones sobre una persona o empresa son parte fundamental en la reputación de cada uno.

Sin duda, una empresa podrá marcar el camino de su identidad digital, pero cuando “salga al ruedo” será objeto de las valoraciones de los demás, y es ahí donde se forjará una reputación. Por ello es importante cuidar desde la base la identidad digital: una buena imagen corporativa, una web cuidada, una planificación correcta en redes sociales y una buena gestión de las mismas.

¿Cómo puedo cuidarlas?

Siendo breves (muy breves) podemos decir que para cuidar la identidad digital y reputación on-line un comienzo es:

Identidad digital: cuidando los contenidos que subimos, vigilando las configuraciones de seguridad de nuestras redes sociales, dando coherencia a todos nuestros actos, planificando nuestras acciones y estrategias.

Reputación on-line: lo que está en nuestras manos es la parte de comunicación, participación y conversación en medios sociales. Si nuestra actividad en medios sociales la desarrollamos de una forma correcta será más fácil que nuestra reputación sea positiva. Pero eso sí, tanto en el mundo on-line como en el off-line lo importante es ser honestos.

La unión del mundo off-line y el mundo on-line

Cada día el mundo on-line se confunde más con el off-line, de modo que la identidad digital y reputación on-line son únicas, pero ocupan diferentes espacios: uno real y otro digital.

Es cierto que hay personas que tienen la capacidad de cambiar en los entornos on-line y comportarse de un modo diferente a como lo hacen en la vida real, pero como versa el dicho: podemos engañar a unos pocos durante mucho tiempo, a muchos durante poco tiempo, pero no podemos engañar a muchos durante mucho tiempo.

Y tu ¿cuidas tu identidad digital y reputación on-line?

(Imagen cortesía de Cooldesing /Freedigitalphoto)

 

3 Comments so far
¿Quieres comentar algo?

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.