Cómo potenciar tu marca personal

Cómo potenciar tu marca personal

by 4 marzo, 2014 0 Comentarios

¿Eres un profesional liberal o tienes un despacho profesional? Si es así, te interesa potenciar tu marca personal para diferenciarte de otros competidores y destacar en tu sector.

En este artículo vamos a explicarte los pasos que has de dar para conseguir una marca personal potente y diferenciada.

¿Qué es la marca personal o personal branding?

La marca personal es un sello propio que te considera a ti mismo como una marca, aumentando tu valor como profesional. Para lograr este valor tienes que analizarte y transmitir a los demás tu talento y las características que te hacen ser diferente y relevante. Tus clientes, o potenciales clientes, tienen que percibir esa diferencia y verte como a un auténtico profesional de modo que generes en ellos la confianza necesaria para que te contraten.

Beneficios que te proporcionará una buena marca personal

– Aumentará la confianza en ti mismo y en tu negocio.

– Podrás convertirte en referente de tu sector.

– Al mejorar tu reputación podrás aumentar el número de clientes y fidelizar a los que ya tienes.

– Al igual que las marcas comerciales, un buen desarrollo de tu personal branding, te permitirá ser la opción preferida entre varias posibilidades.

Pasos previos para la creación de tu propia marca personal

En primer lugar tienes que conocerte muy bien a ti mismo. Si quieres transmitir lo que eres tendrás que pararte a pensar un momento: piensa en lo que eres capaz de hacer, en cuáles son tus habilidades, en lo que te gusta hacer, en lo que quieres conseguir, en lo que te diferencia de los demás, en cuál es tu propuesta única de valor, en por qué te van a elegir a ti antes que a otro profesional de la competencia…

Otro aspecto que te ayudará a conocerte a ti mismo es cómo te ven los demás: ¿qué dicen tus amigos de ti?, ¿qué piensan tus clientes de ti?, si ya estás en redes sociales, ¿qué se dice de ti?…

A continuación crearás el producto:

Define el nombre que tendrá la marca personal. Puede ser tu nombre y apellido o puedes ponerle un nombre nuevo. Procura que sea fácil de recordar, llamativo y original.

Piensa en la descripción que aparecerá en tu web o blog y en las redes sociales. Escribe varias descripciones que te identifiquen y que te hagan único. Pierde todo el tiempo que haga falta porque tu descripción será vital para que los usuarios se interesen por ti. Después reléelas y escribe tu descripción definitiva.

Piensa también en el tono que vas a utilizar para dirigirte a tu público objetivo ¿vas a utilizar formalismos? ¿será un lenguaje coloquial?

El contenido que ofrezcas en tu blog y que luego difundirás por las redes sociales tiene que estar definido desde el principio. Sobre todo piensa a quien te diriges para darle lo que realmente necesita. Ofrece contenido de valor.

Define las palabras clave que definirán tu marca personal. Este aspecto será fundamental para el posicionamiento web.

Tu personal branding tiene que tener una imagen especial: crea un logo llamativo, piensa en los colores, en la tipografía de tu web o blog…

¿A quién te vas a dirigir? Identificar a tu público objetivo es fundamental. Tienes que saber a quién te diriges para ofrecerle algo que resulte de su interés.

¿A qué te dedicas? En la descripción que mencionábamos antes ya habrás especificado a que te dedicas, cual es tu especialidad. Esto tiene que estar muy claro, no generes dudas a la audiencia. Tienes que ser “Pedro Marqués el arquitecto” o “Mercedes De La Cuadra, la abogada medioambiental”.

Creación del campamento base: tu propia página web

Ya tienes parte del trabajo hecho: te has definido a ti mismo, le has puesto nombre a tu marca personal, sabes a quien te vas a dirigir, que vas a ofrecer… Pero todavía te queda trabajo por hacer.

El siguiente paso será la creación de tu propia página web o blog profesional, es decir, la creación de tu campamento base. No hace falta que te digamos la importancia que tiene hoy día estar en Internet ¿verdad? Si no estás online tus clientes y potenciales clientes tienen menos posibilidades de encontrarte.

Si quieres encontrar los servicios de un profesional en concreto lo primero que haces es buscarlo en Google. Por ejemplo, si necesitas un dentista buscas “Dentista en Zaragoza” o si buscas los servicios de un abogado, pondrás “Despacho de abogados en Zaragoza”. Todos aquellos profesionales liberales o despachos profesionales que tengan su propia web, optimizada para buscadores, aparecerán en los primeros resultados. Si tu no eres uno de ellos estás perdiendo posibles clientes.

Crea contenido de valor

El marketing de contenidos tiene múltiples beneficios para tu marca personal. Tu blog tiene que aportar contenido de valor a los usuarios; así potenciarás tu autoridad de marca y te diferenciarás de la competencia.

Es importante que no escribas a lo loco; define muy bien qué tipo de contenido quieres publicar pensando siempre en tu público objetivo, ¿qué le interesa realmente? Este aspecto quedará recogido en tu propio plan de marketing de contenidos. También tendrás que definir la frecuencia de publicación: un artículo a la semana, dos, tres… Lo ideal al principio es publicar todos los días ya que ayudarás a mejorar el posicionamiento SEO.

Difunde el contenido por las redes sociales

Estamos llegando al final… Es la hora de difundir tus contenidos por las redes sociales. De esta forma conseguirás que tus clientes te conozcan. Si eres un profesional liberal o un despacho profesional las redes sociales básicas en las que tienes que estar son LinkedIn y Twitter. En función de tu marca personal tendrás que decidir si vas a moverte por más redes o si con estas dos es suficiente.

Linkedin

Es la red social de profesionales por excelencia. Te permite relacionarte con otros profesionales e ir formando tu propia red de contactos de una manera fácil y rápida. Tu perfil tiene que estar bien configurado y personalizado. De esta manera entablarás relaciones provechosas con otros profesionales y podrás encontrar trabajo, hacer negocios, acuerdos de colaboración…

Twitter

Es la red social ideal para compartir información y para obtenerla. Si quieres darte a conocer o quieres reforzar te presencia online, crea tu propio perfil y a twittear!!! Eso si, con un poco de organización. Tuitea teniendo en cuenta los contenidos que quieres difundir y hazlo de manera espaciada en el tiempo.

Gracias a las redes sociales irás creando comunidad poco a poco. No solo tienes que difundir tu propio contenido, también tienes que difundir contenidos de terceros. En cuanto al formato de tus contenidos, tendrás que definir si va a ser solo texto, si vas a publicar también videos, infografías, imágenes…

Como ves, crear una marca personal es algo que conlleva tiempo y dedicación, aquí tan sólo te hemos dado unas pinceladas de aquellos puntos que deberías abordar.

Sin comentarios todavía
¿Quieres comentar algo?
¡Todavía no hay comentarios!
Sé el primero en comentar.

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.