Cómo elegir el nombre de mi empresa

by 18 Junio, 2013 5 comments

Cuando tienes una idea emprendedora tus principales preocupaciones comienzan por plantearte cómo será tu modelo de negocio, cuál será el margen de beneficio que obtendrás, de dónde podrás obtener financiación y un largo etcétera de cuestiones sobre la viabilidad de tu negocio.

Pero en muchas ocasiones nos olvidamos de un punto que es mucho más importante de lo que pensamos, y que en ocasiones dejamos de lado: ¿qué nombre le pongo a mi negocio? ¿cómo elegir el nombre de mi empresa?

Puede parecer una cuestión baladí pero en la mayoría de los casos el nombre de una empresa puede llegar a marcar la diferencia. De ahí que tanto para la elección del nombre como para la creación del logotipo (y marca) tengamos que esforzarnos un poco más y no quedarnos en el clásico “Lo que sea Pérez”.

El nombre no sólo nos identifica sino que también nos diferencia, se trata de un activo intangible de gran valor para la empresa y por lo tanto tenemos que tener mucho cuidado al elegirlo.

Cómo elegir el nombre de mi empresa: 5 puntos

Aunque los factores a tener en cuenta a la hora de cómo elegir el nombre de mi empresa pueden ser varios, vamos a darte cinco consejos que pueden ayudarte en esta tarea.

Pero antes de comenzar tenemos que tener en cuenta la diferencia entre marca, nombre comercial y razón social, que si bien pueden coincidir en algunos casos no es necesario que sean siempre iguales.

1. En primer lugar tienes que hacer un análisis interno, respondiendo a preguntas como ¿a qué nos vamos a dedicar? ¿somos una empresa local o podremos llegar a tener presencia internacional? En este punto podremos plantearnos nombres como “Reformas Zaragoza” que si bien es un nombre muy descriptivo “producto+localización” y nos ayudará mucho con el SEO tiene también sus contras: la mayoría están ya cogidos, y si nos expandimos tanto a nivel de otras funciones como de lugar se nos quedará corto.

2. Continuando con la parte del  análisis tenemos que ver lo que hace la competencia, pero en este caso para hacer lo contrario que ellos. Como hemos dicho antes uno de los objetivos del nombre es la diferenciación, si nos decantamos por nombres similares a los de nuestros competidores terminarán por confundirnos. Podemos pensar que si estamos comenzando nos puede beneficiar, pero a la larga puede ser contraproducente. Nosotros mismos hemos de crearnos nuestra propia identidad.

3. Otros aspectos importantes a tener en cuenta son su sonoridad (que suene bien), que sea corto, fácil de pronunciar y por lo tanto de recordar. Aquí sobre todo tenemos que huir de las dobles vocales, los guiones y sobre todo de signos como @ o #. ¿Tendremos que deletrear el nombre de nuestra empresa cada vez que se lo digamos a alguien? Es interesante que miremos el significado que puede tener en otros idiomas, al menos en los más importantes. Todos recordamos los casos de Suzuki Laputa o el Mitsubishi Pajero.

4. Obviamente tenemos que verificar que este libre, pero no sólo a nivel de registro de marcas. Hoy en día nuestro nombre no sólo se va a ver en un rótulo o en una tarjeta sino que tendremos que tener un dominio web, y probablemente presencia en redes sociales.

5. Por último y no menos importante: que nos guste, que nos identifiquemos con él, que estemos cómodos al decir el nombre de nuestro negocio.

Esperamos que estos consejos te ayuden cuando te plantees “cómo elegir el nombre de mi empresa”, y sobre todo no olvides que sólo podemos tener una primera impresión.

5 Comments so far
¿Quieres comentar algo?

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.