¿Cómo contratar a mis trabajadores?

¿Cómo contratar a mis trabajadores?

by 24 mayo, 2013 0 Comentarios

¿Cómo puedo contratar a mis trabajadores?, ¿qué tipos de contratos existen?, ¿cuál es el tipo de contrato que más me puede beneficiar?, ¿existe alguna ventaja fiscal por la contratación de trabajadores?

Son tantas dudas las que se te están planteando al iniciar tu actividad empresarial, ¿verdad? Pero no te preocupes: en Invenio Pro somos conscientes de ellas y vamos a ayudarte en este camino que acabas de emprender. En este artículo te vamos a contar las características de los principales contratos de trabajo vigentes y los supuestos de ventajas fiscales que debes conocer, por si te puedes beneficiar de ellas.

Definiendo el contrato

El contrato de trabajo es el documento en el que se recogen las características que van a regir la relación laboral entre nosotros, como empresarios y nuestros trabajadores.

El primer aspecto que debes tener en cuenta es la duración del contrato de trabajo. ¿Quieres contratar a tu trabajador por un tiempo indeterminado o tienes claro que solo será por un periodo?

Contratar por un tiempo indeterminado.

Si quieres contratar trabajadores por un tiempo indeterminado, debes realizar un contrato indefinido. Este contrato debe formalizarse por escrito. En caso de extinción de la relación laboral por despido reconocido o declarado improcedente, el trabajador tendrá derecho a una indemnización consistente en 33 días por año de servicio, con un máximo de 24 mensualidades.

Existe un tipo especial de contrato indefinido que puede resultarte atractivo: el contrato de apoyo a emprendedores. ¿Has oído hablar de él?

Se trata de un novedoso contrato para la contratación indefinida de trabajadores inscritos como demandantes de empleo.

El contrato debe ser a jornada completa.

Tiene un periodo de prueba de un año.

Solo lo pueden llevar a cabo empresas que tengan menos de 50 trabajadores, en el momento de la contratación, y que no hayan despedido a ningún trabajador de manera improcedente en los 6 meses anteriores.

Como mínimo, el contrato durará 3 años.

Las ventajas económicas que conlleva la realización de este tipo de contrato van desde las fiscales (con deducciones de 3000 euros por la contratación de un trabajador menor de 30 años, o del 50 % de la prestación pendiente de cobro por el trabajador contratado, si se contrata a un desempleado perceptor de la prestación contributiva), hasta sobre la cuota de la Seguridad Social (durante 3 años: si se trata de trabajadores inscritos como demandante de empleo menores de 30 años, mayores de 45, o mujeres contratadas en uno de los sectores en los que estén menos representadas).

Si el contrato indefinido lo realizas para contratar a un trabajador que tenga reconocida una discapacidad del 33 % o superior, podrás solicitar una subvención de 3907 euros si es a tiempo completo, o de la parte proporcional a esta cantidad si es a tiempo parcial. Además, las cuotas empresariales de la Seguridad Social se encuentran bonificadas con unos determinados importes dependiendo del grado de discapacidad, la edad del trabajador (si tiene más de 45 años) y si es un hombre o una mujer.

Contratar por un tiempo determinado.

Si la respuesta a tu pregunta es: que quieres contratar a un trabajador por un tiempo determinado, vamos a mostrarte las opciones de las que dispones para hacerlo. ¡Toma nota!

Contrato para la formación y el aprendizaje. Si vas a contratar a un trabajador mayor de 16 años y menor de 30 (o sea una persona con discapacidad o se encuentre en exclusión social), que carezca de una cualificación profesional, puedes hacerlo en esta modalidad. La duración del contrato será de 1 a 3 años. Durante el primer año, el trabajador no podrá realizar más del 75 % de la jornada normal de trabajo. Está prohibida la realización de horas extraordinarias, el trabajo nocturno y a turnos. En estos contratos, las cuotas a la Seguridad Social de la empresa y  del trabajador se encuentran bonificadas al 100 %.

Contrato en prácticas. Si vas a contratar a un trabajador con titulación universitaria o de formación profesional, y no hayan pasado más de 5 años desde su obtención (o de 7 en el caso de personas con discapacidad), y la duración del contrato prevista sea entre 6 meses y 2 años, esta opción te puede resultar interesante. El salario para estos trabajadores es el que establezca el convenio colectivo para los trabajadores en prácticas.

Contrato de obra o servicio determinado. Este tipo de contrato es el más habitual en las contrataciones no indefinidas. A la finalización del contrato, deberás indemnizar al trabajador con una cuantía que oscila entre 9 y 12 días de salario por año trabajado.

Contrato eventual por circunstancias de la producción. Si necesitas dar cobertura a un incremento puntual de carga de trabajo, puedes contratar a trabajadores bajo esta modalidad (la duración máxima es de 6 meses en un periodo de 12 meses).  A la finalización del contrato, deberás indemnizar al trabajador con una cuantía que oscila entre 9 y 12 días de salario por año trabajado.

Contrato de interinidad. Cuando debes contratar a un trabajador que realice las funciones de otro que ha suspendido su relación laboral con nosotros de manera temporal, y tiene derecho a la reserva del puesto de trabajo, o estás en proceso de selección para cubrir de manera definitiva esta vacante, debes utilizar esta modalidad contractual.

Contrato fijo discontínuo. Este tipo de contrato se realiza para contratar trabajadores que no tengan certeza en cuanto al momento en el que van a ser requeridos para desarrollar sus funciones en la empresa. Las actividades que pueden cubrirse por esta modalidad contractual están definidas en la ley.

Contrato de trabajo de relevo. Si un trabajador en nuestra empresa se jubila parcialmente, tenemos que contratar a otro trabajador que cubra el tiempo de trabajo del trabajador jubilado hasta su completa jubilación. La duración de este contrato es el tiempo que reste hasta la completa jubilación del primer trabajador.

Colectivos de exclusión social

Tanto los contratos indefinidos, como los de duración determinada, pueden estar bonificados si se contrata a una persona que se encuentre dentro de estos colectivos:

– Los perceptores de rentas mínimas de inserción o los que no las perciban por motivos de empadronamiento o por haberlas agotado ya.
– Los mayores de 18 años y menores de 30 que procedan de Instituciones de Protección de Menores.
– Las personas que se encuentren en procesos de rehabilitación por alcoholismo o drogadicción.
– Los internos de centros penitenciarios o de las instituciones para menores con responsabilidad penal.
– Las personas que procedan de centros de alojamiento alternativo.
– Las personas que procedan de los servicios de prevención e inserción social.

Si contratas a un trabajador que se encuentre en esta situación, puedes beneficiarte de una bonificación en la cuota empresarial de la Seguridad Social entorno a 500 – 600 euros anuales.

Personas que tengan acreditada la condición de víctima de violencia de género, doméstica o de víctima de terrorismo. En estos casos, las bonificaciones en la cuota empresarial de la Seguridad Social son entorno a los 1500 euros al año.

Trabajadores mayores de 52 años beneficiarios del subsidio por desempleo. La bonificación, en este caso, es tanto para el trabajador contratado (que compatibilizará con el sueldo recibido una parte del subsidio), como para la empresa (con bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social).

Personas con discapacidad. Hay diversos tipos de contratos para personas con discapacidad con diversas bonificaciones, como el contrato para el fomento de empleo de personas con discapacidad, contrato para la formación y aprendizaje o el contrato de prácticas para personas con discapacidad, cada uno con sus respectivas bonificaciones.

Existen otros tipos de contratos, como los de investigación, para el servicio del hogar familiar, etcétera, pero te hemos querido poner al tanto de los principales.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. No obstante, si hay algún aspecto que no te ha quedado claro o necesitas que te ampliemos la información de algún tipo de contrato concreto, puedes comentar aquí las dudas que tengas!

Sin comentarios todavía
¿Quieres comentar algo?
¡Todavía no hay comentarios!
Sé el primero en comentar.

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.