7 errores a la hora de lanzar un blog

7 errores a la hora de lanzar un blog

by 27 Noviembre, 2013 0 Comentarios

Muchas empresas abren su propio blog sin pensar bien las cosas, un poco a lo loco, cometiendo una serie de errores, que si no se solventan pronto, pueden terminar pasándoles factura.

En ocasiones se destinan muchos esfuerzos en el momento de crear la web corporativa, queremos que tenga el mejor diseño, textos claros, imágenes atractivas, botones de llamada a la acción grandes y coloridos… pero no tenemos que olvidar que una manera muy efectiva de atraer tráfico hacia esa maravillosa web es a través de los contenidos.

Y esos contenidos ¿Dónde están? En el blog. Hay que planificar muy bien también el diseño del blog y la estrategia que vamos a seguir con él.

Gracias a los contenidos de ese blog, que moveremos por redes sociales, aumentaremos las visitas hacia nuestra web, con lo cual vamos a ver 7 errores a la hora de lanzar un blog que tendremos que evitar a toda costa.

1. No saber a quién te diriges

En primer lugar, antes de ponerte a escribir en tu blog de empresa, tienes que saber a quién te diriges, para quién escribes. No tienes que pensar que lo que a ti te interesa le va a interesar también a tu público objetivo. Tienes que tener empatía con tu público, ponerte en su lugar y así ofrecerles lo que realmente quieren y necesitan.

El hecho de conocer su edad, sexo, ubicación geográfica e incluso sus intereses, será un punto de partida importante a la hora de crear tu contenido. Cuanto más conozcas a tu buyer persona o cliente objetivo mejor sabrás que es lo que quiere y más fácil te resultará darle respuesta a sus necesidades.

Si no sabemos a quién vamos a dirigir nuestro contenido lo que haremos será producir contenido sin sentido perdiendo tiempo en todas nuestras acciones de marketing.

2. No saber de qué hablar en tu blog

Una vez que has definido a tu público tienes que determinar de qué le vas a hablar. Has analizado cual es su perfil y que intereses tiene, asi que llega el momento de definir las categorías de tu blog. Anótalas en una Excel, por ejemplo, y empieza a escribir títulos de posibles post asociados a las distintas categorías.

3. Problemas a la hora de documentarte

Una vez que sabes a quién te diriges y de qué vas a escribir tienes que ponerte a ello… Llega la hora de la verdad, y… ¿por dónde empiezas? Lo primero que harás será buscar información en Google, por ejemplo, pero lo malo es que este buscador te devolverá millones de resultados ¿De cuáles puedes fiarte y de cuáles no? En Internet hay mucho listillo, gente que escribe sin tener mucha idea de lo que dice. La labor de documentación no es sencilla, cuidado con la infoxicación!!!

Elige fuentes fiables, bloggers reconocidos, webs expertas en la materia… Y sobre todo a la hora de ponerte a redactar, redacta tu propio contenido. No utilices contenido de terceros ya que saldrás perjudicado.

4. La falta de constancia

Publicar contenido en un blog de vez en cuando sin ningún tipo de planificación no tiene ningún sentido. ¿Qué pensarías de un blog que durante su primer mes de vida a publicado durante los siete días de la semana y de la noche a la mañana a dejado de hacerlo? Seguro que pensarías “Estos ya se han cansado de escribir” o “Estos han fracaso en su proyecto y han abandonado el blog”.

Hay que ser constantes, tenemos que diseñar un calendario editorial en el que nos marquemos la frecuencia de publicación y qué vamos a publicar exactamente. Además este calendario nos dará una rutina de trabajo y una organización interna muy importante.

La constancia contribuirá a una imagen de marca positiva.

5. ¿Dónde va a estar tu blog?

Si realmente quieres crear un blog profesional no lo hagas ni en WordPress.com ni en Blogger.com, la verdad es que estas herramientas gratuitas no aportan demasiada seriedad a tu proyecto ni podrás personalizarlas al 100%

Lo mejor es que esté alojado donde tengas tu sitio web principal, es decir que la estructura sea de este modo: www.tudominio.com/blog. Esto ayudará a potenciar el posicionamiento web de tu sitio raíz.

La herramienta por excelencia para la creación de tu blog la encontrarás en WordPress.org.

6. Cuidado con el SEO

Si quieres que tu blog esté optimizado para buscadores, es decir, si quieres que tu blog aparezca en los primeros resultados de búsqueda de Google, tendrás que tener cuidado con el SEO. ¿Cómo? Prestando atención a las palabras clave.

Aunque cada vez es más importante escribir de una manera natural y humanizada, tenemos que tener cuidado con las palabras clave por las que queremos posicionarnos. Procura utilizarlas en los títulos y en los subtítulos, en el contenido de los artículos, eso sí, sin abusar y en la URL. Después de escribir el artículo, reléelo y tu sentido común te dirá si te has pasado repitiendo 50 veces la misma palabra. Recuerda, que quede natural.

7. No integrar las redes sociales en tu blog

Una manera de que tus contenidos se viralicen y lleguen al mayor número de personas posible, es a través de las redes sociales. Por eso, no debes olvidar poner en tu blog los botones sociales. De esta manera tus lectores podrán compartir tus artículos con todos sus contactos.

Tendremos que tener muy presentes todos estos errores para que nuestro blog arranque con buen pie y nos permita conseguir todos los objetivos que nos hayamos marcado.

Si se te ocurre algún fallo más que podamos cometer a la hora de crear nuestro blog de empresa no dudes en compartirlo con nosotros.

Sin comentarios todavía
¿Quieres comentar algo?
¡Todavía no hay comentarios!
Sé el primero en comentar.

¡Tus datos están a salvo!Tu email no será publicado ni compartido con terceras personas.